No me diga señorita, soy DOCTORA

Por: Dra. Cristina Moreno
Fotos por: Beatriz Sokol

– “Lo que pasa, señorita, es que me he sentido mal.”

Con una sola frase se revela el reto que existe hoy en día al desempeñar tu trabajo como doctora. Si bien la ofensa no radica en que se dirijan a ti como “señorita”, “seño” o “mija”, sí se hace latente cuando -sin pensarlo dos veces- se dirigen a tu compañero hombre como “Doctor”, incluso cuando se trata de un enfermero, un camillero o un estudiante que aún no se ha hecho acreedor del título, pero que en nuestro país, su simple condición de hombre lo ha hecho merecedor tácito del respeto que conlleva el título; respeto por el cual nosotras como mujeres médicos tenemos que luchar. Es por esto y otras razones que día a día tenemos que desarrollar una capacidad de hacernos escuchar al interactuar con decenas de pacientes.

– “Dígame Doctora, por favor”. 

Es la frase que llevamos a diario como escudo para este tipo de situaciones, pues es importante hacer la distinción de que lo somos, de que nos lo ganamos como cualquier otro. Una postura de exigir a nuestros pacientes respeto y por lo que a tantos hombres (y también algunas mujeres), les gusta tirarnos de “exageradas”, ya que “no es con mala intención”.

Pero empezar una consulta o una visita médica con el recibimiento de un paciente que no reconoce tu título, es empezar una relación médico-paciente con el pie izquierdo; algo que dificulta el interrogatorio posterior y en definitiva la capacidad de sentir la empatia que tanto nos intentan fomentar desde nuestros primeros acercamientos con el arte de la clínica. Esta relación, como cualquier otra que existe entre dos seres, no es una relación de servicio, es una relación bilateral y compleja, y debería de darse en el marco de absoluto respeto y reconocimiento de los derechos de las dos partes involucradas.

Parecería ilógico pensar que en este siglo existieran diferencias en el trato que reciben las mujeres al desempeñar una profesión. Parecería aún más ilógico que la discriminación a la mujer prevalezca, siendo que más de la mitad de los médicos que se gradúan hoy en día son mujeres. Parecería imposible creer que los mismos médicos tuvieran actitudes y comentarios con fines de ofender. Sin embargo, ninguna doctora me dejará mentir al decir que esta discriminación es una realidad y hay ocasiones en que de entrada un médico encargado de tu educación podrá sugerir que por ser mujer deberías de ser dermatóloga (pero para dedicarte a la cosmetología); o que digan de forma despectiva que una guardia de hospital compuesta de puras “viejas”, está llena de conflicto o simplemente observar actitudes tan burdas y desagradables como escuchar a un doctor exasperado decir a una mujer durante el trabajo de parto, en pleno de las contracciones, que “no grite”, que mejor hubiera “cerrado las piernas” si no quería sentir dolor. Si eso no fuera suficiente, imagínense a las doctoras, alumnas de ese doctor repitiendo esas  mismas frases a sus propias pacientes. Y no toquemos ya temas más complejos como el de las mujeres en posiciones de poder en la medicina.

“observar actitudes tan burdas y desagradables como escuchar a un doctor exasperado decir a una mujer durante el trabajo de parto, en pleno de las contracciones, que “no grite”, que mejor hubiera “cerrado las piernas” si no quería sentir dolor.”

Probablemente, lector, esté pasando por su mente que esta discriminación a la mujer se limita a nuestro país tercermundista. Permítame que lo corrija. La discriminación a la mujer en el ámbito médico no es un problema nacional. Recientemente fue publicado en la revista JAMA -una de las revistas médicas de mayor impacto a nivel internacional-, un artículo que denuncia que las mujeres con especialidad médica reciben salarios hasta 8% menores que sus colegas hombres, a pesar de que los pacientes tratados por mujeres hubieran tenido mejores desenlaces médicos y menos mortalidad a 30 días.

Entonces, si le hemos probado al mundo que una mujer tiene las mismas capacidades para desempeñarse como médico, la misma disposición, el mismo sacrificio, ¿qué se necesita para disminuir esta disparidad en el trato a las profesionistas y sus repercusiones económicas? Como en todo, la respuesta es EDUCACIÓN y no me refiero únicamente a la que se recibe en la escuela, me refiero a que, por más que me desgaste corregir a un paciente cuando me dice señorita, lo seguiré haciendo, me refiero a que defenderé a mi colega mujer de comentarios denigrantes, desmoralizantes y le haré saber que no está sola, como espero que lo hagan por mí el resto de mis colegas, tanto hombres como mujeres, y como espero lector que llegaras a hacer por nosotras en caso de que tengas la oportunidad. Y créeme que lo agradeceremos y si algo te conviene es tener a tu médico de tu lado.  

183 Comments

  1. ¿tiene doctorado o es sólo médica? y luego se quejan “los médicos también somos humanos”, con escritos como éste te das cuenta de que muchos se siguen sintiendo semidioses … (yo soy médico)…

    Me gusta

    1. Carlos, no se refiere a solo “ser doctor”. Se refiere al contexto de la profesion medica. Que no se malentienda.
      Si te atiende un hombre medico, el paciente le dice “doctor”, si te atiende una mujer medico el paciente suele decirle “señorita”, no doctora…. A eso se refiere.

      Y claro, aun en este siglo se ve mucho eso. En general los pacientes sienten mas “seguridad” con un medico hombre que mujer por prejuicio.

      Me gusta

    2. 1.
      Persona que ha conseguido el último grado académico en la universidad, después de haber defendido una tesis doctoral.
      “es doctor en derecho por la Universidad Andina”
      2.
      Persona que se dedica a curar o prevenir las enfermedades, aunque no tenga el doctorado.
      sinónimos: médico
      Hay que leer más (;

      Me gusta

  2. No es Ke se crea semi Dios, tampoco se trata de exigir la palabra “doctora” (aunque según la RAE se puede usar para nombrar a un médico, así no tenga un doctorado) pero tildar de niña, mijita etc está mal. O es que así se dirige ud a un ingeniero, a un abogado o a cualquier otro profesional????

    Me gusta

    1. Mijo mejor estudie. La educación en su casa es tan poca que no tiene ni la más mínima idea de que el respeto que se exige es por la preparación. Con todo respeto no vendemos enchiladas o arreglamos coches. También entiendo que la exageración de pedir al jugó necio de diferenciar entre doctora médico o señorita es ya difícil porque fueron educados en un ambiente llenos de meretrices como su abuela madre o hermanas y pues da lo mismo que me digan doctor o señor. Jajaja si somos estrictos el señor está en los cielos.

      Me gusta

  3. Saludos. Soy Médico Especialista en Psiquiatría, y quizá por las características de mi profesión estoy más sensibilizado con algo tan importante como es presentarse al paciente. He comprobado como la mayoría de mis compañeros médicos son unos completos maleducados que llaman al pacien a consulta por megafonía, ni siquiera se ponen en pie para saludarle o darle la mano y mucho menos se presentan, empezando la entrevista clínica directamente por la pregunta “¿fulanito, qué le ocurre?”. Por poner un ejemplo. Si para empezar hubiera un poco de educación por parte de los médicos en este sentido, pues el paciente tiene derecho a saber el nombre del profesional que le atiende y su especialidad, no ocurriría esto. ¿La autora del post de ha planteado si se presenta a sus pacientes? ¿Si es educada en este sentido? Probablemente si a recibir al paciente en consulta se pusiese en pie, le diese la mano cálidamente y se presentara diciendo “Saludos fulanito, soy la Dra. Crisitina Moreno, médico de tal especialidad. Por favor síentese”. Quizás, si hiciera esto, no la llamaran señorita. No podemos exigir educación cuando la mitad de los médicos son unos auténticos maleducdos, engreídos y narcisistas.

    Le gusta a 1 persona

    1. Madre mía, Víctor!!!! Y por qué a los doctores que tampoco son respetuosos con sus pacientes SÍ les dicen aún así “doctor”?? Deja de decir ridiculeces para tapar tu machismo…si no vas a aportar nada valioso ni relevante abstente de escribir pelotudeces…
      Se me hace increíble que te tenga que explicar el punto que está tratando de resaltar el escrito…se busca la reivindicación y el reconocimiento que merecen nuestras colegas como doctoras y que las llamen por su título como lo hacen con nosotros. Y así te haces llamar psiquiatra? Pobres de tus pacientes con tu escucha tan pasiva y tu comprensión lectora nula…

      Me gusta

    2. Señorito Víctor: hago TODO lo que describes, salgo a buscar al paciente, le doy la mano o beso si es mujer, me presento, los guío a la consulta, los invito a sentarse , cierro la puerta tras de ellos…y me dicen señorita. ¿Te han dicho señorito? Evidentemente eres un pésimo Psiquiatra al sacar esas conclusiones tan equivocadas

      Me gusta

    3. Hola víctor, ya pasó mucho de este post pero te cuento mi caso, soy médico residente y así me presento con los pacientes “Mi nombre es _____ soy médico residente” y cinco segundos después, cuando se acerca mi médico de base los pacientes le dicen “le decía a la chica que vine por….” Y esto es todos los días todas las consultas.

      Me gusta

  4. No se trata de eso Carlos Alberto, no se trata de “sentirte semidios o semidiosa” esto se trata de reconocer que las mujeres también hemos estudiado los mismo años que los hombres y hemos pasado por el mismo proceso de convertirnos en doctoras pero finalmente no nos reconocen como tal solo por ser mujeres mientras que un hombre sí es respetado y llamado doctor solo por ser hombre. Me imagino que deber ser difícil para ti entender esta situación pues el hecho de que seas hombre te da una posición favorecida en la sociedad, te pido empatía. Este tipo de acciones debe cambiar, muy buen artículo.

    Me gusta

  5. La realidad es que la gran mayoría de los que dicen ser “doctores” (hombres y mujeres) en realidad no lo son. Son médicos y en el mejor de los casos, especialistas.
    Qué importa como te llamen, cada quien sabe lo que es y ha estudiado. Si quieres ser llamado “doctor” estudia en doctorado para empezar.

    Me gusta

  6. A mi no me gusta en particular que me digan doctora, tengo un nombre primero que un titulo, y aunque hay que mantener el respeto a la hora de la consulta, aun no me he visto en la.necesidad de decirle a ningun paciente que me diga doctora

    Me gusta

  7. O tiene un problema de ego o de autoestima… quejarse porque le dicen señorita… ya es hilar muy fino y buscar ” discriminacion”… en algo mas que nada, una forma de tratar a alguien que vienes conociendo…no puedes decir ” doctor… doctor… por cada frase que digas… si ya cuando pides una cita, sabes que vas al DOCTOR…y se lee no de forma afable, mas bien amenazante su ultimo comentario ” de que te conviene tener al doc de tu lado.
    Dios me libre de ella.
    Mucho ego..
    He tenido en general muy buena relacion con dr. o dra, y nunca me han pedido que me diriga a ellos con el titulo de DR. …y espero no suceda..
    Mi consejo, deje su titulo colgado en su casa cuando vaya a trabajar y sea una buena ayuda para sus pacientes, supongo que cuando entro a la universidad , su objetivo era mas altruista que esperar ser llamada doctora.

    Me gusta

    1. Espera que le reconozcan su título así como lo hacen con los colegas del sexo masculino? Cuándo a visto usted que a un médico le digan “señor” en la consulta?
      Y seguimos sin avanzar nada…

      Me gusta

  8. Es conocido que se llama doctor a quien realiza un doctorado pero también a quien es médico,es incómodo que los pacientes se dirijan a ti como seño,delito,señorita,mija,amiga , etc etc etc ya que esto lo hacen cuando consultan con una medica ,pero cuando se trata de un hombre si es doctor sin importar que tenga o no un doctorado. Aquí considero interfiere la cultura pues lamentablemente así somos educad@s , una medica así salude ,se pare de cabeza, se presente ante el paciente igual termina siendo la seño, señito, la señorita, muchacha , y muchos pacientes dicen es que yo quería un doctor ( médico hombre ) y no una señorita . Todos merecemos respeto y tanto estudia una hombre como una mujer para alcanzar la meta .

    Me gusta

  9. Es preocupante el nivel de algunos comentarios que prefieren resaltar el hecho de que no somos doctores sino médicos en vez de centrarse en el asunto del escrito y qué es real: la discriminación y el menor reconocimiento al trabajo de nuestras colegas frente al nuestro.
    Si nos llaman médico/médica o doctor/doctora es lo de menos, el punto es que a ambos nos llamen por igual.
    Pero prefieran seguir discutiendo situaciones estériles como el “doctor el que tiene doctorado”…

    Me gusta

  10. En primera no sé por qué es cribes un artículo si no estas dispuesta a leer de manera humilde la opinión de otros, pero al parecer humildad es algo que te falta. Creo que cada quien (hombre y mujer) sabe exactamente sus capacidades y sabe perfectamente quien es, el artículo habla de tu “necesidad” por el reconocimiento, no se trata de machismo.

    “….me refiero a que, por más que me desgaste corregir a un paciente cuando me dice señorita, lo seguiré haciendo, me refiero a que defenderé a mi colega mujer de comentarios denigrantes…”

    ahora resulta que señorita es denigrante.

    Me gusta

  11. No entendí bien, ¡Se molesta si le dicen “Señorita”, “Señora”, “Vecina”, Cristina!? tiene que ser Doctora. Trato de entender si es un discurso feminista o un complejo de inferioridad, pregunto ¿Por que las personas habrían de definirse si mismos a través de sus profesiones?, yo me pongo contento si me gritan vecino, joven, licenciado, ingeniero,amigo. Mientras en la clasificación que me pongan no tenga ninguna intención peyorativa me da igual, mi persona la defino yo no mi titulo, ademas de estudiar también me he tomado el tiempo para formarme como papa, vecino, amigo, compadre,hijo, hermano etc, y de cada aspecto de mi vida estoy orgulloso.

    Me gusta

  12. Discutimos entre colegas y en otras profesiones, que segun la RAE, no corresponde decir Dr, suelen decir, ej ABOGADO( Fiscal, Juez). Odontologos y otras profesiones no medidas Dr. doctor, ra

    m. y f. Persona que ha recibido el más alto grado académico que otorga la universidad:
    doctor en Filología.
    Médico:
    el doctor me atendió en su consulta.
    Título que la Iglesia otorga a ciertos santos que defendieron o enseñaron la religión con mayor intensidad:
    santa Teresa es doctora de la Iglesia.
    doctor honoris causa Título honorífico que conceden las universidades a una persona eminente.

    Me gusta

  13. Me doy cuenta como este planeta y su mentalidad se va todos los días mas al carajo, personas que dicen jactar de su propia inteligencia y no pueden enfocar un conflicto tan simple como el machismo y feminismo de la manera mas racional. Abre los ojos, es una pelea de infantes, a quien le quieren ganar?? A los niños que aun creen que ser hombre es lo mejor??? Ignorantes!!! No se pueden tirar las perlas a los perros y a los cerdos, no vaya a ser que las pisoteen y las mastiquen!! Con este articulo solo das la clara necesidad de sentirte aceptada, de la envidia y poca paciencia que le tienes a las personas por no tratarte como hombre, madura, los hombres tienen pene y las mujeres vagina y esas son DIFERENCIAS QUE NUNCA DEJARAN DE EXISTIR, lo que te hace una mujer que pelea por la inequidad son los logros que harás con tus pacientes día a día, eso es lo que finalmente iguala la fuerte brecha que existe entre generos y tanta mentalidad estupida que dio origen a la pelea de generos!! Pero claro, con pensamientos tan minimalistas de los hombres y mujeres de discutir por cómo le debe llamar un paciente vas a conquistar el mundo, te felicito, sigue así.

    No puedo seguir escribiendo dado que estoy conteniendo mis ganas de ofenderte, no por ser mujer, sino por tu estupidez

    Me gusta

  14. Creo que como bien señalan si existe discriminacion, pero no solo en el aspecto hombre-mujer, también lo hay por las características físicas, económicas, etc. Pero centrarse en el aspecto de si nos dicen Doctor o Doctora, para nada hace grande a quien se lo dice ni mucho menos denigra al que no se lo dicen. Compañeros médicos! Somos humanos no lo olviden, tan débiles como cada uno de nuestros pacientes; no perdamos de vista que el título no nos agrega nada no nos vuelve más inteligentes ni mejores profesionistas ni mejores personas, si una persona acude a nosotros en calidad de paciente y acepta el tratamiento que le otorgamos es porque esa persona está reconociendo nuestra patente para ejercer como médico cirujano (o cualquier denominación similar) así nos llame Doctor, Doctora, señorito, señorita, niño (también los hay quienes nos dicen así, sobre todo señores ya grandes); la función de nuestro título es ser la autorización para poder ejercer y no para requerir que forzosamente se nos llame por tal. Personalmente por convicción propia y por cuestiones también jurídicas firmó con mi nombre y mi cédula nada más; ya que jurídicamente se puede interpretar el dr. Como una usurpación de ese grado. Pero sobre todo lo hago como una cuestión muy personal para ponerme en igualdad de condiciones a todos mis colegas sean estudiantes o eméritos, pues todos somos iguales, lo demás es vanidad. Compañeros y compañeras ojalá todos y cada uno de nosotros demostremos ese “doctorado” preparándonos cada día más, esforzándonos en mejorar nuestra actitud como profesionales y mejorando el trato con nuestros pacientes, el cual es un verdadero arte pero sobre todo un gran honor, el que alguien nos confíe su salud o la de sus seres queridos ni por nuestra vanidad, por un papel o por un título, sino porque al final del día encontraron en nuestra acción la atención de un auténtico docto en la materia
    Es cuanto

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s